Consejos para una correcta conducción en verano

woman rush in a car with baggage on roof. 3d rendering

Aunque el verano no entra oficialmente hasta el 21 de Junio, en muchos lugares de España ya se notan sobradamente sus efectos. Además de notar nosotros sus efectos, también lo sufren nuestros coches, por eso es conveniente hacer caso de los siguientes consejos que vamos a enumerar a continuación, ya que pueden evitarnos más de un disgusto con el coche este verano.

Con el verano, comienzan para casi todo el mundo un periodo de vacaciones, que aprovechamos para realizar desplazamientos en coche más largos de lo habitual, y ello junto a las condiciones climatológicas del verano hace necesario que nuestro coche esté puesto a punto para lo que pueda ocurrir.

Evitar las altas temperaturas dentro del coche

En el caso de que intentemos aparcar y sea imposible dejar el coche en un lugar sombreado, para evitar un recalentamiento excesivo y una bofetada de calor a la hora de abrir el coche, es conveniente dejar las rendijas de las ventanillas del coche abiertas (no demasiado, para evitar sustracciones o robos), así como utilizar un parasol, los cuales, hacen que baje la temperatura del coche, al repeler la luz del sol.

También es útil, abrir las puertas y ventanas del coche durante unos minutos antes de entrar a él, para que se ventile la cabina del choche y baje la temperatura.

Sacar partido al aire acondicionado

En verano se hace indispensable utilizar el aire acondicionado, por lo que es resulta conveniente que por estas fechas, si todavía no se está utilizando ya, que se ponga en marcha para verificar que funciona correctamente.

Unos consejos para utilizar de forma eficaz el aire acondicionado del vehículo sería utilizar la función “recirculación” del aire, que sirve para ayudar a mantener el coche fresco. Esta función es ideal para climas húmedos como el nuestro.

Revise los niveles del refrigerante

Resulta imprescindible en verano tener a punto los niveles de líquidos del coche, ya que debido al aumento de las temperaturas, el sistema de enfriamiento del vehículo tiene que trabajar mucho más duro que en invierno.

Normalmente es conveniente cambiar el líquido refrigerante una vez al año, y ahora en verano es una buena ocasión para ello, ya que en el caso de que el nivel de líquido refrigerante sea inferior al normal, ahora en verano  podríamos tener un recalentamiento del coche, que incluso podría hacer que tuviéramos que parar la conducción.

Revisar las ruedas del vehículo

En verano, debido a las altas temperaturas, ocurre que el impacto sufrido por los neumáticos sea mayor. Para evitar tener problemas con los neumáticos es esencial que antes de cualquier trayecto, especialmente, cuando se trata de un gran desplazamiento, los neumáticos tienen que estar revisados para que tengan la presión adecuada indicada por el fabricante del vehículo (ya que si por ejemplo están más hinchados que lo indicado, esto puede ocasionar un reventón). También se tiene que realizar esta revisión si sobre todo circulamos por autopista, debido al recalentamiento del asfalto.

Revisar las escobillas del limpiaparabrisas

Debido al verano y a las altas temperaturas, es posible que las escobillas del limpiaparabrisas se desgasten o se agrieten. Es necesario revisarlas frecuentemente en esta época del año, ya que en el caso de una posible tormenta de verano, típicas en la zona del levante a finales de agosto,  nos pueden jugar una mala pasada, impidiendo una correcta visibilidad de la carretera.

Desde Autoescuela Lunacar esperamos que estos consejos os hayan sido de utilidad. No dudéis en ponerlos en práctica para una mejor y más segura conducción de este verano.

Esta entrada fue publicada en Consejos Coche and tagged , , , , , . Obtenga el link permanente a esta entrada.

Dejar un comentario

Captcha de seguridad antispam *